¿Qué hacer si el sombrero se estira después del lavado?

Muchas prendas de vestir durante el proceso de lavado pierden su forma original y apariencia atractiva. Esta regla puede aplicarse al sombrero, un accesorio indispensable en climas fríos. Usando varios métodos, el producto puede ser devuelto a su forma original.

Cómo plantar un sombrero estirado

La forma más óptima de devolver la tapa a su tamaño normal es lavando. Los detergentes y la temperatura del agua deben seleccionarse dependiendo del material del que está hecho el producto. Por lo tanto, antes de lavar, debe estudiar cuidadosamente la composición indicada en la etiqueta.

El resultado final depende del secado adecuado. Aquí también debe seguir algunas recomendaciones. Con el enfoque correcto, la tapa tomará fácilmente la forma deseada.

Opciones de lavado

Un sombrero estirado se puede lavar tanto manualmente como en una lavadora. Sin embargo, el segundo método no es adecuado para todos los productos. Todo depende del material del casco.

Importante: la etiqueta indica las texturas utilizadas y las opciones de lavado aceptables. En el proceso, debe cumplir estrictamente con estos parámetros.

El producto de lana se puede lavar en una máquina o manualmente. Para el método manual, extraemos agua a un recipiente profundo con una temperatura que es 20 grados más alta que la indicada en la etiqueta. Ahora la tapa puede remojarse en agua durante aproximadamente media hora y luego lavarse de la manera habitual. Después del lavado, es necesario enjuagar con agua fría.

Para lavar en la lavadora, el modo "lana" se configura con una temperatura adecuada (30-40 grados). En el proceso, se recomienda el uso adicional de un producto similar al gel adecuado para artículos de lana.

Los materiales de algodón se usan con mayor frecuencia para coser productos infantiles. El algodón se distingue por su elasticidad y se deforma rápidamente. El material vuelve fácilmente a su forma original.

El método manual es ligero y fácil de ejecutar. El arnés debe colocarse en un recipiente con agua caliente, dejar actuar durante al menos 15 minutos.

Debes estar atento a las cosas de colores, ya que pueden desvanecerse. En este caso, es mejor usar una lavadora. Establecemos la temperatura no superior a 60 grados y el número máximo de revoluciones. Este lavado transforma rápidamente la tapa en la forma deseada.

Consejo: en la mayoría de los casos, una tapa de vapor con plancha es suficiente durante varios minutos.

Muchos sombreros para un período más cálido están hechos de materiales sintéticos . En este caso, devolver el producto a su forma anterior es muy simple.

Para lavar en la máquina, son adecuados el modo "algodón" y el número máximo de revoluciones del tambor. Durante el procedimiento, debe negarse a usar detergentes adicionales (polvo, acondicionador o gel).

Cuando lave a mano, será suficiente remojar la tapa en agua con hielo durante varias horas. Luego secar bien. Esto ayudará a reducir el producto al menos en tamaño.

Remedios adecuados

Al lavar (manualmente o por máquina) algodón y materiales sintéticos, se recomienda abandonar los productos profesionales. El procedimiento para reducir el volumen solo debe realizarse con un producto limpio.

Para lavar el gorro de lana, se recomienda agregar un poco de gel adecuado para dichos productos. Si esta herramienta no está disponible, puede usar jabón líquido común. Se debe descartar el uso de polvos con una enzima o cloro, ya que pueden dañar la estructura de la fibra de lana.

Secado adecuado

El secado adecuado contribuye al resultado final. Con el enfoque equivocado, el producto puede estirarse y estropearse aún más.

Después del lavado, la tapa debe envolverse cuidadosamente con una toalla gruesa para absorber el exceso de humedad. Está estrictamente prohibido apretar y colgar el producto en pinzas para la ropa: las fibras se estirarán aún más. Después del tratamiento con toalla, el sombrero debe colocarse en una superficie horizontal con un paño seco. Secar de forma natural. Dichas acciones contribuirán a la contracción natural del producto.

Útil: se puede colocar un sombrero mohair mojado en una bolsa y enviarlo al congelador durante varias horas. Después del secado, el material será más esponjoso y voluminoso.

Conclusión

Un sombrero es el accesorio principal e indispensable en climas fríos para casi todas las personas. Con un cuidado inadecuado, puede experimentar estiramiento y pérdida de forma del producto. Algunas formas y recomendaciones simples ayudarán a corregir la situación.