Entregar o no entregar una bolsa en un supermercado

A menudo, en los supermercados hay una situación desagradable cuando en la entrada del piso de comercio se les pide a los visitantes que entreguen su bolso a la oficina de consigna. O ya a la salida, los guardias comienzan a hurgar entre sus pertenencias personales, tratando de encontrar bienes que no están en el cheque.

Aún más sorprendente es la solicitud del personal de la tienda de una sala de equipajes. De hecho, en las puertas de estas celdas hay anuncios de que la administración no es responsable de las cosas contenidas en ellas.

Muchos estarán de acuerdo en que dejar artículos personales en una celda con un candado frágil, donde un estafador puede abrir fácilmente y robar objetos de valor, no es seguro. Sin embargo, no mucha gente sabe que los requisitos de los empleados del centro son completamente infundados . No tienen derecho a obligar al comprador a dejar sus propias cosas desatendidas. Trataremos este problema con más detalle.

Oferta de supermercados: ¡entrega bolsas!

La mayoría de las tiendas requieren equipaje de mano y bolsas grandes en la sala de consigna. Los guardias de seguridad en la entrada pueden decir esto. O los vendedores y empleados de la sala le recuerdan cuando ya ingresó al centro comercial. Tal requisito se basa en el deseo de la tienda de minimizar las pérdidas.

Con bolsas grandes o abrigos largos, los compradores a menudo tocan productos en los estantes y aplastan, estropean los productos, por lo que luego no pagan. Los ladrones de tiendas también suelen utilizar esta técnica, llevando artículos valiosos en los bolsillos de un voluminoso abrigo o bolso. En cualquier caso, la tienda tiene derecho a solicitar la entrega de la bolsa a la cámara del visitante. ¡Pero no tiene derecho a insistir en ello!

Importante! Si el guardia insiste categóricamente en entregar la bolsa, no debes hacerlo. Siempre puede llamar a la salida a responsabilidad administrativa y defender sus propios derechos.

No entregue la bolsa: el derecho del comprador

Muchos ciudadanos que alguna vez han estado en una cadena de supermercados o centros comerciales saben que los casilleros parecen completamente poco confiables. Están encerrados en cerraduras endebles. Por lo tanto, es fácil recoger una llave para ellos o, si es necesario, descifrarlos sin esfuerzo adicional.

Es por eso que la cuestión de entregar bolsas a la cámara no merece la pena. Al insistir en dejar la bolsa, la administración de la tienda viola la ley rusa, en particular, el art. 421 del Código Civil.

Si un representante de la tienda le insta a entregar su equipaje de mano y no lo deja entrar en la sala de operaciones, puede recurrir a las siguientes acciones.

  • Solicite una visita del administrador de la tienda. Lo más probable es que la situación se resuelva muy rápidamente. Después de todo, las personas autorizadas están mucho más familiarizadas con la legislación rusa.
  • Solicite un libro de quejas, donde describa claramente la violación de sus derechos . Es poco probable que esto ayude a visitar la tienda el día y la hora seleccionados. Pero en el futuro, tal vez, la tienda será más leal a los clientes que no quieren llevar sus bolsas a las celdas.
  • Llama a la policia . Solo las personas en la presentación pueden inspeccionar las pertenencias personales del comprador o buscarlo. El guardia no tiene derecho a hacerlo.

Si una persona tiene tiempo extra y existe una necesidad urgente de demostrar su propia inocencia, esto se puede hacer de manera bastante simple. Solo hay que recordar a los empleados de los supermercados las normas de la ley.

Entregar o no entregar una bolsa: la decisión depende del comprador

En algunas ciudades, existen leyes regionales que establecen estándares de conducta en las tiendas. Ninguno de estos documentos indica que se requiere que un visitante de la tienda deje artículos personales en una celda. Esto es directamente contrario a la ley federal.

Al exigir esto a sus clientes, la administración de la tienda viola los derechos humanos y la ley sobre la celebración de un contrato público. Esto puede ser castigado con multas serias. El procedimiento humillante de inspección de las cosas después de pasar por la caja registradora también se puede suprimir con éxito. Solo necesita recordarles a los guardias las reglas del comercio minorista.

Importante! El almacenamiento de sus propias cosas en una celda o en una persona especial en la entrada es la conclusión automática de un acuerdo de almacenamiento.

Por lo tanto, los recordatorios de que la administración no es responsable de las cosas que quedan también son ilegales.

Dejar o no dejar artículos personales para almacenar en una celda es una decisión individual de cada comprador. Todas las tiendas saben que los visitantes del área de ventas no están obligados a hacerlo. Y si lo hacen, entonces sus cosas deberían permanecer intactas. El outlet es responsable de esto. Por lo tanto, siéntase libre de llevar una bolsa con usted a las instalaciones de la tienda, si no interfiere y es necesario.