¿Cómo lavar una bolsa de cuero?

Bolso de cuero, uno de los accesorios indispensables en el armario de las mujeres.

Para que la estética y la funcionalidad de este producto complazcan a su amante por más tiempo, se debe prestar atención al cuidado adecuado del mismo.

¿Qué tener en cuenta antes de lavar una bolsa de cuero?

La piel es un material que requiere atención adecuada y sistemática. Dependiendo de la sombra y las características de operación, la frecuencia de los procedimientos de limpieza y su tipo variarán.

Para darle a la bolsa un aspecto ideal, es necesario tener en cuenta algunos puntos que afectarán la elección del tipo de purificación. A saber:

  • Un accesorio hecho de material ligero necesitará cuidados más frecuentes.
  • La piel cosechada es más confiable y duradera.
  • La piel apretada no debe someterse a una limpieza mecánica dura.
  • Las inserciones de ante y charol requieren un enfoque especial y cuidadoso.

Importante! Considere el tipo de material al elegir una forma de cuidarlo. Esto ayudará a hacer frente de manera más eficiente al proceso de limpieza sin dañar la superficie del producto.

Robustos métodos de limpieza de bolsas de cuero.

Hay muchas variaciones productivas de bolsas de cuero purificadoras. De estos, los métodos de atención más populares son:

  • productos jabonosos;
  • toallitas húmedas y crema;
  • composiciones quimicas;
  • medios improvisados.

Solución jabonosa

Un método efectivo y popular. La purificación se lleva a cabo en varias etapas:

  1. Creando una solución de jabón.
  2. Limpie la superficie del accesorio con un algodón humedecido con una solución o paño.
  3. Frotar una superficie limpia con aceite de ricino.

Importante! La almohadilla de algodón debe apretarse bien para no exagerar con la humectación del producto.

Toalla húmeda con crema de manos.

Necesita crema y servilletas. Limpieza en dos etapas:

  • Usando toallitas, la superficie del producto se limpia a fondo de polvo y otros tipos de contaminación.
  • Luego debes tratar el accesorio con crema.

Los emolientes ayudan a humectar el material, haciéndolo más resistente al desgaste que la vida útil más larga del producto. Por lo tanto, es importante utilizar regularmente esta herramienta para cosas hechas de cuero.

Almacenar detergentes

Los fabricantes modernos de detergentes químicos pueden complacer a los clientes con una gran selección de surtido de sus productos. Hay productos especiales diseñados para cuidar los productos de cuero. Las instrucciones que los acompañan ayudan al usuario a comprender cómo usar la herramienta.

Además de la función de limpieza, estos productos pueden:

  • devolver el producto a su forma original;
  • agregue brillo a la superficie.

Formas populares

Si no tiene los fondos anteriores a su alcance, puede usar métodos populares para limpiar su accesorio de mujer favorito. Los ayudantes más famosos en este negocio son las cebollas, el café, los huevos, la leche y el amoníaco.

Las cebollas ayudarán a limpiar la superficie de la suciedad y le darán un brillo. Es necesario limpiar la verdura y limpiar la piel con ella.

El café ahorrará accesorios oscuros. El suelo recién preparado debe tratarse con manchas, y los granos fragantes restantes deben eliminarse con una esponja húmeda.

Si bate la leche con proteínas, puede eliminar la mancha de grasa del producto. Se puede utilizar en materiales claros y oscuros.

Con un vaso de agua y una gota de amoniaco disuelto, esta es una solución excelente que elimina las manchas y restaura la apariencia original de la bolsa.

¿Puedo lavar una bolsa de cuero en una lavadora?

Si la bolsa está hecha de cuero genuino, puede lavarse en una máquina de escribir.

Pero debe cumplir con los siguientes consejos:

  • vacíe los bolsillos, quite las correas, las guarniciones de metal (si es posible);
  • coloque el producto en una bolsa de lavandería especial (o funda de almohada);
  • elija un régimen de lavado suave, cuya temperatura no debe exceder los 30 C;
  • Seque el producto a temperatura ambiente sobre una toalla, no lo cuelgue.

Para salvar las manos es mejor usar guantes, especialmente cuando se usa amoníaco, etc.

El cuidado regular y adecuado es garantía de estética y durabilidad de un bolso de cuero. Los consejos anteriores ayudarán a extender la vida útil de su accesorio favorito devolviéndolo a su forma original.