Cómo las compañías usan los códigos de vestimenta para castigar a los trabajadores

Hoy, muchas compañías que se respetan están introduciendo un código de vestimenta corporativo. Puede variar para hombres y mujeres o incluir solo principios generales de vestimenta de oficina. En nuestro país, no le dan mucha importancia a esto, excepto en grandes empresas con muchos empleados. A su vez, en las firmas europeas y americanas, el código de vestimenta siempre ha sido familiar. Sin embargo, no muchas personas saben cuán legal es establecer un cierto marco para los empleados en general y si es posible usar reglas de imagen corporativa para deshacerse de un empleado objetable.

Cómo usar un código de vestimenta para provocar el despido de los empleados

Recientemente se ha producido un caso evidente en el Reino Unido. Nicola Thorpe, quien trabajó fielmente como secretaria en beneficio de PricewaterhouseCoopers (PwC), fue despedido por incumplimiento de las normas corporativas de vestimenta. La niña hizo un escándalo por este evento y publicó una llamada para cambiar el código de vestimenta en el sitio web del parlamento.

El conflicto estalló debido al hecho de que la niña se negó a usar tacones en la oficina. Cabe señalar que la compañía puede establecer cualquier regla para la conformidad de la ropa con los objetivos corporativos en la ley británica. Pero la niña no quería usar tacones y apeló a una autoridad superior para que la cláusula absurda fuera excluida de los estatutos de la compañía.

Importante! El Parlamento británico acepta para su consideración solo aquellas cuestiones que han recogido más de 100 mil firmas de ciudadanos preocupados.

En los primeros días después de la publicación, la apelación obtuvo más de 124 mil votos. A su vez, el jefe de la compañía dijo que habían revisado las reglas del código de vestimenta de la oficina. Debo decir que en Gran Bretaña los requisitos absurdos para la apariencia a menudo se usan para deshacerse de un empleado no deseado o simplemente por un capricho de los jefes. Aparentemente, esto es exactamente lo que sucedió con Nicola Thorpe.

En nuestro país, tales casos también ocurrieron. Por ejemplo, hace un par de años, el administrador de uno de los restaurantes de McDonald's reprendió e impuso una multa por que el empleado estuviera en uniforme de trabajo en la calle antes del inicio de la jornada laboral. Resulta que de acuerdo con las reglas de la rutina interna, esto no se puede permitir.

El joven presentó una demanda, justificando su comportamiento por el hecho de que la administración del restaurante obligó a los empleados a mantener el uniforme en casa, pero no proporcionó una habitación cómoda para cambiarse de ropa en el trabajo. Observo que el joven perdió la demanda. El poder judicial consideró el castigo justificado.

Estos casos indican que los jefes de cualquier empresa pueden establecer un código de vestimenta de acuerdo con sus convicciones internas y exigir su implementación absoluta. En la mayoría de los casos, las reglas son estándar y otorgan suficiente libertad de acción en términos de vestimenta. Pero también hay casos de comportamiento extraño por parte de la gerencia de la compañía con respecto a la ropa de los empleados en el trabajo.

Breve información: qué requisitos debe cumplir el código de vestimenta de las empresas

Los supervisores deben establecer claramente en el estatuto o en las reglas corporativas qué tipo de ropa es bienvenida en el lugar de trabajo. ¿Hay alguna restricción en el color, el estilo y otros parámetros del atuendo?

Toda la ropa que usan los empleados de cualquier empresa se divide en tres tipos:

  • ropa especial;
  • uniforme
  • Ropa que cumple con los requisitos específicos del manual.

Con respecto a los dos primeros párrafos, los empleadores tienen el derecho de exigir la implementación estricta de las reglas. Esto se debe al hecho de que el uniforme o el mono generalmente cumplen con las precauciones de seguridad o respaldan el estilo corporativo de la empresa.

En el tercer párrafo, es bastante difícil presentar requisitos a un empleado. Por lo general, se establecen marcos bastante borrosos. Por ejemplo, para hombres y mujeres se establece un estilo clásico de ropa, donde hay una parte superior blanca y una parte inferior negra. Dentro de estos estándares, una persona puede vestirse como quiera, lo principal es que se sigan las reglas. Puede elegir diferentes estilos de faldas o blusas para enfatizar su individualidad, pero no para violar las reglas generalmente aceptadas.

Debo decir que muchos empleadores ya se han alejado de los sellos de oficina y les dan a sus empleados algo de libertad. Por ejemplo, con bastante frecuencia se permite usar ropa de diferentes colores, pero tonos tranquilos. Tampoco es raro que las empresas introduzcan los llamados "fines de semana", cuando todos los empleados pueden venir con la ropa que les gusta.