Cómo elegir zapatos cerrados de verano para que tus pies no suden

La sudoración es un proceso fisiológico natural que durante el funcionamiento normal del cuerpo no causa molestias. Pero a veces el sudor se vuelve abundante y va acompañado de un olor . Algunos enfrentan este problema en el verano cuando se ven obligados a usar zapatos cerrados.

Zapatos cerrados en verano, ¿y no es por eso que sus pies sudan?

Cualquier calzado puede ser la causa de la sudoración excesiva, pero cambiarlo a otro par no garantiza deshacerse del problema.

Las principales causas de la sudoración de los pies:

  • incumplimiento de las normas de higiene;
  • zapatos seleccionados incorrectamente;
  • producto hecho de material de baja calidad;
  • aumento de la actividad física, que aumenta la transpiración;
  • nutrición inadecuada con mucha sal y grasa;
  • trastornos hormonales, enfermedades del sistema endocrino;
  • desviaciones en el trabajo de los órganos internos, hígado, riñones;
  • hongo en las piernas, dermatitis, eccema.

Los zapatos cerrados no son una causa fundamental de sudoración del pie. Pero un par no coincidente puede causar molestias y aumentar la sudoración.

Elegir los zapatos de verano correctos

A veces, un código de vestimenta de trabajo u otras circunstancias lo obligan a usar zapatos cerrados. Pero esta no es una razón para soportar la sudoración excesiva y un olor desagradable.

Existen varias reglas que pueden ayudarlo a evitar molestias en el verano:

  1. Estrictamente de tamaño. Se cree que los zapatos se compran mejor por la noche, cuando la pierna se hincha ligeramente y aumenta de tamaño. Un error común es comprar un tamaño más pequeño o con un bloque demasiado estrecho. A tal elección, las pendientes de la mujer para enfatizar la elegancia de la pierna. Pero, de hecho, en zapatos estrechos, se altera el flujo sanguíneo, pueden aparecer callos y la pierna comienza a sudar más de lo normal. Los zapatos que son más grandes de lo necesario también tienen sus inconvenientes. Si es ancho en el bloque o largo, los dedos se ven obligados a forzar para sostener zapatos o zapatos. Además de la sudoración excesiva, esto puede provocar dolor de espalda y deformidad de los pies.
  2. Levantando en tu pie. Si el aumento es más bajo, la pierna experimentará estrés. En este caso, toda la carga cae sobre los dedos y los talones, donde se forman los callos, y aumenta la transpiración.
  3. Materiales naturales. El cuero artificial en climas cálidos no proporciona una ventilación adecuada y no elimina el exceso de humedad. Durante el día, los calcetines acumulan sensaciones desagradables y el sudor liberado es absorbido por los zapatos. Vale la pena prestar atención a las plantillas . Deben estar hechos de material suave y transpirable. Si el fabricante eligió plantillas de baja calidad, deben reemplazarse.
  4. Zapatos de charol, ¡no! Se ve elegante, pero usarlo todo el día es malo para sus piernas. El charol no deja entrar el aire y pierde su apariencia en climas cálidos.

Cómo evitar sudar en verano

No es suficiente elegir zapatos buenos y de alta calidad. El verano es una época de clima cálido y sol brillante.

No se recomienda usar ningún modelo cerrado con los pies descalzos. En climas cálidos, la piel de los pies se frotará contra el interior del zapato e incluso con materiales naturales y transpirables producirá sudor. Debajo de las zapatillas

o los mocasines se ajustan a los pasos de algodón.

Si se usa de manera inapropiada, se venden zapatos de nylon especiales para hombres y mujeres en las tiendas.

Es necesario observar las reglas de higiene personal. Para hacer esto, cámbiese los calcetines a diario y lávese los pies con agua fría y jabón. En verano, en climas cálidos, la frecuencia de lavarse los pies se puede aumentar hasta 3-4 veces al día.

Si los zapatos absorben el olor y el sudor, deben secarse. Para eliminar el olor dentro del aerosol con aerosoles especiales. Puedes usar desodorantes para los pies. Reducen la transpiración y bloquean el olor.

En casos raros, la sudoración depende solo de zapatos seleccionados incorrectamente. Esto generalmente se hace evidente cuando se cambia un par a otro. En otros casos, es necesario tratar la causa de la sudoración. Para hacer esto, debe revisar la dieta, visitar a un médico y controlar cuidadosamente la higiene corporal.