Boots abandona lo que es

Las "botas del desierto", como también se las llama, se han incluido durante mucho tiempo en el clásico guardarropa no solo de hombres, sino también de mujeres. Estos son zapatos hermosos y elegantes, adecuados no solo para el uso diario, sino también para salir, así como para ir a trabajar.

¿Qué son los zapatos del desierto?

Las botas son zapatos bajos clásicos, que se ajustan perfectamente a la pierna y enfatizan el estilo del dueño de un armario de moda. Complementan igualmente los trajes de negocios formales y los vestidos de noche, y se sienten cómodos con los lazos cotidianos para caminar y comprar.

Descripción, características.

Los desiertos naturales son zapatos bajos clásicos hechos de gamuza en varios tonos, exclusivamente en suelas de crepe. En el cuerpo de la bota hay dos pares de agujeros para los cordones.

Importante! El modelo históricamente establecido no ha sufrido cambios importantes en el diseño durante tanto tiempo. Aunque los fabricantes producen zapatos de otros materiales, no tienen nada que ver con los postres. "Desert Boots" están hechas exclusivamente de ante.

No confíe en los vendedores que afirman que las botas de cuero con suela de goma también pertenecen a la línea de botas de desierto. De hecho, tales variedades se llaman "botas chukka" y ya son un tipo de zapato completamente diferente.

Los propietarios felices de estos zapatos bajos notan sus principales ventajas:

  • muy ligero y cómodo (la suela de crepé es suave y ligera, es cómoda y fácil de mover con esas botas);
  • duradero (a pesar de que la suela tiene la propiedad de estar desgastada por el uso prolongado, pero esto sucederá muy pronto después de la compra);
  • siéntese perfectamente en el pie (incluso las personas con un pie ancho en esos zapatos serán muy cómodas y fáciles).

Anteriormente, los desiertos eran exclusivamente vestuario de hombres. Hoy son zapatos unisex, son adecuados tanto para hombres como para mujeres. Además, los modelos femeninos comenzaron a producirse no solo en suelas planas, sino también en tacones. Las soluciones de color también son diversas hoy en día. Anteriormente, solo podía encontrar tonos clásicos: marrón, negro, gris. Ahora las tiendas ofrecen casi cualquier color, incluso el más inusual para zapatos.

Historia de ocurrencia

Los desiertos ganaron fama a mediados del siglo XX durante la Segunda Guerra Mundial. Los soldados británicos que sirven en Egipto compraron estas botas a los residentes locales. Pronto apreciaron sus indudables ventajas, facilidad y comodidad al cruzar el desierto. Pronto, los militares aprendieron a hacer esos zapatos por su cuenta a partir de los materiales disponibles.

La producción en masa de tales botas comenzó en 1950, cuando Nion Clark, el mundialmente famoso propietario de Clarks, lanzó la producción de postres. Boots rápidamente ganó popularidad en Francia, Estados Unidos, Italia y Gran Bretaña, y luego en todo el mundo. Hasta ahora, la compañía es considerada el proveedor líder de postres naturales para el mercado del calzado.

Características del modelo

Este modelo de calzado es muy valorado por personas acostumbradas a la comodidad, la elegancia y la calidad. Estos zapatos complementan perfectamente cualquier look clásico o se convierten en un acento maravilloso en los estilos modernos. Los estilistas recomiendan usar desiertos en cualquier época del año, excepto los días más fríos de invierno.

Importante! Hoy, muchas compañías producen modelos aislados de desiertos. Por lo tanto, los amantes de este tipo de calzado pueden usar diferentes modelos casi todo el año.

Las características de las botas son:

  • suela ligera de una sombra de jabón para la ropa (es bastante fácil de cuidar);
  • materiales cómodos (crepé y gamuza permiten que una persona se sienta lo más cómoda posible);
  • exteriormente se asemejan a los zapatos clásicos (permanecen suaves y cómodos como zapatillas de deporte).

Solo puede limpiar la gamuza con agua fría y asegúrese de dejar que se seque completamente a temperatura ambiente. No use una batería ni aparatos especiales para secar, ya que harán que la piel se vuelva áspera.